Machu Picchu: La cima de los Dioses

Visitar Machu Picchu es visitar una de las mayores maravillas arqueológicas del mundo. Machu Picchu es fascinante por contener numerosos restos en buen estado de la avanzada civilización Inca y también por el paisaje que los rodea. Machu Picchu es una ciudad levantada en la cima de una montaña, una ciudad que aprovechó el entorno al máximo para fundirse con la naturaleza. En Machu Picchu los Incas levantaron su centro espiritual y realmente existen pocos lugares que infundan la espiritualidad que infunde Machu Picchu. Es una montaña mágica, donde un silencio sobrenatural envuelve al visitante mientras observa un paisaje inquietante y bellísimo. Es algo indefinible y solo visitándolo se podrá uno acercar a comprender que es Machu Picchu; la cima de los Dioses

DSC_0091 Machu Picchu significa “montaña antigua”. Es una bella montaña que se alza en los Andes Peruanos, en la provincia de Cuzco, y que domina el valle del rió Urubamba, valle que separa la altiplanicie andina de la zona selvática amazónica o “Antisuyu”. El valle del Urubamba es conocido como el “Valle Sagrado”, un valle en el que se adoraba a Willka, el Dios-Sol, también conocido por “Inti”. El “Inti-Raymi” era la ceremonia Inca celebrada en el solsticio de invierno y mediante la cual el Dios-Sol se unía con sus hijos humanos Hoy en día y como homenaje a las antiguas creencias solares incas, se celebran en esta zona las fiestas del “Inti-Raymi” cada 24 de Junio, en las cuales se recrean las antiguas costumbres y tradiciones incas, así que sería la mejor época para visitar la zona y hacer turismo.

La ciudad de Machu Picchu está situada a unos 170 Km.de Cuzco capital, la única forma de llegar hasta ella es mediante el ferrocarril que une Cuzco y la población de Aguascalientes. Una vez en Aguascalientes, población a los pies del Machu Picchu, hay que coger un autobús que sube a los visitantes hasta el “Parque Arqueológico de Machu Picchu”. Lo mas normal si se quiere visitar cómodamente las ruinas es contratar un pack turístico en Cuzco que incluya el viaje de ida y vuelta en tren, la estancia en Aguascalientes, la subida a las ruinas en autobús, la entrada a las ruinas y un guía que nos explique la historia de la ciudad sobre el terreno. El breve trayecto de Cuzco a Aguascalientes en tren suele costar a los extranjeros 160 dólares. Si se quiere pagar menos, es mejor opción ir hasta Ollantaytambo en autobús desde Cuzco y coger allí el tren a Aguascalientes, ya que el billete sale más barato de esta forma que si se coge el tren directamente en Cuzco. Otra recomendación es que si adquieren packs turísticos visiten el mayor número posible de compañías y comparen precios, ya que muchas compañías pactan los mismos precios y la diferencia suele estar solo en que incluye cada una. Por último comprueben que si tienen una visita guiada, la charla del guía sea bilingüe, ya que algunos guías solo dan la charla en inglés, al ser el idioma de la mayoría de turistas que visitan las ruinas. Si dominan el inglés no tendrán problemas, ya que el inglés que hablan los guías es muy básico. Recordar también que las ruinas solo se pueden visitar por la mañana, así que es aconsejable madrugar y subir sobre las 6-7 de la mañana si se quiere ver todo y disfrutar al máximo.

La ciudad de Machu Picchu fue creada por el gran cacique inca Pachacutec, quien a partir de Cuzco, su lugar de origen, inició la expansión militar inca sobre los pueblos vecinos. Tras varias victorias épicas, los Incas se impusieron y dominaron a sus vecinos. Fruto de esta expansión fue la ocupación de nuevos valles donde asentarse y el nacimiento del Imperio Inca. Con la colonización Inca de nuevos territorios se crearon nuevas y majestuosas ciudades como Ollantaytambo y sobre todo Machu Picchu, la ciudad más bella del imperio.

La ciudad de Machu Picchu se creó secretamente sobre la montaña del mismo nombre, con el objeto de supervisar la economía y recaudación de impuestos de la zona conquistada y sobre todo para ser el refugio de la aristocracia inca en caso de ataque por sorpresa o sublevación de los pueblos sometidos. La ciudad se alza sobre un terreno de lo más agreste, lo que la hace virtualmente inexpugnable en caso de ataque militar, además su ubicación exacta era un secreto, ya que estaba prohibido bajo pena de muerte andar por sus caminos de acceso. Otra de las funciones de la ciudad además de ser centro administrativo y “último refugio” en caso de peligro es la de centro de culto solar y sobre todo de observatorio astronómico, ciencia en la que los incas estaban muy avanzados. La ciudad sirvió para su propósito como último refugio inca durante la ocupación militar española y fue el bastión de las revueltas de Manco Inca. Tras finalizar las revueltas, la ciudad fue abandonada años después, al no estar ya dentro de los circuitos comerciales del Perú colonial y no tener sentido práctico habitarla por su difícil acceso.

La ciudad se divide tres grandes sectores, que son: El “Barrio Sagrado”, el cual incluye el Intiwatana, o reloj solar inca, el Templo del Sol y la “Habitación de las Tres Ventanas” que representa el cerro con tres ventanas de donde salieron los Incas el día de la creación, según la mitología inca. Otro sector es el “Barrio de los Sacerdotes y la Nobleza”, la zona donde residía la aristocracia inca y que se divide en tres zonas, una para los nobles, otra para los “Amautas” o sabios y otra para las “Ñustas” o princesas incas. Por ultimo nos encontramos con el “Barrio Popular”, el la parte sur de la ciudad, donde se encuentran las viviendas de la población común que servia a los nobles. En total existen más de 140 construcciones entre templos, santuarios, plazas y núcleos residenciales, más de cien escaleras de piedra y muchísimas fuentes de agua destinadas al sistema de riego mediante andenes o terrazas. Entre las diferentes zonas se alza en el centro de la ciudad una gran plaza en forma de anfiteatro en la cual realizaban sus ceremonias y ritos los incas.

Todas las edificaciones están construidas al estilo inca, construcciones creadas sin cementos, únicamente formadas por bloques de piedra tallados para que encajen unos con otros a la perfección. Una de las dudas sin resolver para los arqueólogos es como subieron los Incas esas enormes piedras, algunas de más de 20 toneladas, a la cima de la montaña. Los Incas desconocían la rueda y la montaña está rodeada de enormes precipicios, así que es de suponer que la ingeniería inca sería una de las más avanzadas de la humanidad para lograr construir Machu Picchu.

Las visitas a las ruinas recorren los tres barrios y los principales templos, concluyendo casi siempre las visitas en el “Observatorio Inca”, una construcción en forma de caseta de vigía que domina toda la zona y desde la que se tienen magnificas vistas para sacar fotografías. Es una pena que recientemente dañaran el intiwatana, o piedra que sirve de reloj solar, en un anuncio de televisión al caerse una cámara desde una grúa sobre la piedra. Una de las cosas que a mi particularmente más me gustaron, aparte de la belleza de los numerosos edificios y templos, fueron las reconstrucciones de las viviendas incas, viviendas restauradas y a las que han puesto tejado de paja y que permiten contemplar como eran realmente las viviendas de la ciudad que hoy en día están en ruinas.

Tras concluir la visita se ofrecen al visitante las opciones de visitar las ruinas a su antojo, siendo el lugar más visitado el observatorio, desde donde se tienen las mejores vistas de la ciudad. Además el visitante puede recorrer a pie tres interesantes rutas diferentes que salen de Machu Picchu: “El camino del puente del Inca”, la subida a “Huayna Picchu” y sobre todo la ascensión a “Wayna Picchu”. Yo he realizado las tres rutas y las tres merecen la pena además son muy fáciles de seguir pues están magníficamente señalizadas. La primera ruta, “El camino del puente del Inca” es una ruta que recorre un estrecho sendero que bordea la montaña. Es una ruta bonita y peligrosa, ya que el sendero es estrecho y está al borde de un abismo de gran altura, un mal paso puede ser mortal. Es una ruta breve, que concluye con los restos de lo que antaño fue un puente inca que comunicaba Machu Picchu con otra montaña, era un puente estrecho sobre un abismo de cientos de metros de altura, que da miedo solo de imaginar cruzarlo. Lo mejor de esta ruta son las vistas del precioso paisaje y rió Urubamba que está a los pies de la montaña. Pero eso si, es una ruta peligrosa, lo mejor es hacer fotos en los lugares más anchos del camino.

Huayna Picchu es una pequeña loma que se encuentra cerca de Machu Picchu y que se visita rápidamente, pudiendo ver un bonito paisaje desde la cima, pero nada comparado con Wayna Picchu o “Montaña Negra” donde se encuentra un templo que los arqueólogos llamaron el “Templo de la Luna” y un conjunto de terrazas y asentamientos enclavados en la roca. Para subir a Wayna Picchu hay que registrarse en la caseta de la entrada al entrar y al salir, para conocer si alguien se pierde o sufre algún accidente. La subida puede ser más o menos dura según la edad y condición física del visitante, ya que es una montaña con gran desnivel. Uno de mis consejos es que si se sufre mal de altura se masque hoja de coca, único remedio eficaz contra el mal de altura. El mal de altura puede hacer que la ascensión por las interminables escaleras de piedra y senderos de Wayna Picchu sea un calvario para los no acostumbrados a andar por la montaña. Una vez se llega a los asentamientos hay que continuar hasta la cima por empinados y estrechos escalones de piedra, pasar una pequeña caverna, en la cual hay que advertir con voces que se entra o se sale, ya que suben muchos visitantes y pueden formarse embotellamientos dentro entre los que intentan entrar y los que intentan salir, lo cual no es nada agradable en una caverna estrecha…Una vez en la cima se obtiene un enorme premio por a la subida, desde Wayna Picchu hay las mejores vistas que he visto en mi vida, se domina todo el valle desde allí, se ve Machu Picchu por completo desde arriba y es realmente un sitio increíble, mágico, terriblemente bello, donde el silencio invade todo y afloran múltiples sentimientos.

Tras volver de Machu Picchu es recomendable visitar el mercadillo de artesanías de Aguascalientes por la tarde, una buena forma de concluir un viaje magnifico al pasado explendor Inca y a una belleza natural incomparable.

Por último y para concluir este articulo sobre mi viaje más apasionante he de mencionar que Machu Picchu fue descubierta para Occidente el 24 de julio de 1911 por el antropólogo Hiram Bingham, profesor de la Universidad de Yale, quien contó con la inestimable colaboración de los lugareños que conocían de siempre la existencia de el lugar. En el año 2002 se encontraron vestigios de otro desconocido explorador occidental del siglo XX, cuyas huellas Bingham habría tratado de eliminar para quedarse con el título de descubridor de Machu Picchu. Bingham en realidad buscaba la ciudad de Vitco, el último refugio de los incas contra los españoles, pero descubrió la existencia de Machu Picchu por los lugareños de la zona y adjudicándose el descubrimiento se dedicó a expoliar la ciudad, llevándose más de 5.000 piezas arqueológicas a su universidad en los Estados Unidos, las cuales siguen allí pese a las reclamaciones del gobierno peruano y de la comunidad histórica mundial. Hoy en día Bingham es ejemplo en todas las universidades europeas de historia de todo lo que no se debe hacer en arqueología.

Machu Picchu es un tesoro universal que debe ser cuidado y respetado y los peruanos son un gran pueblo, que tratan amablemente a todos los visitantes, así que respetemos y cuidemos nosotros también su gran pasado.

© 2005 – Autor: Marco Antonio Martín García
Todos los derechos reservados.
https://senderosdelahistoria.wordpress.com

Anuncios
Categorías: Arqueología, Mitos y Leyendas | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Machu Picchu: La cima de los Dioses

  1. jesus

    Marco ,buen articulo como siempre, gracias por la informacion espero poder comprobarlo el año que viene.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: