Lecciones de la Guerra de Irak

EEUU y su “Coalición” de aliados invadieron Irak el 20 de marzo de 2003, cambiando a partir de entonces las Relaciones Políticas Internacionales.
Irak se ha convertido en la tumba de miles de soldados norteamericanos, de “resistentes” y sobre todo de civiles iraquíes. Un país donde el terror campa a sus anchas y donde nada tiene sentido. Pero lo mas importante son las complejidades que ha suscitado el conflicto y que han demostrado que la política de finales del siglo XX ya no es valida hoy en día. Las lecciones económicas, tácticas y estratégicas que se vislumbran en el conflicto iraquí nos muestran como empieza a perfilarse la política global del siglo XXI. Lecciones que, de cara al futuro, todos debemos aprender.

Analizando el conflicto, y pese a que éste aún no ha finalizado, se pueden extraer de él varias lecciones importantes, cambios que generan más cambios y que influyen en nuestro presente y nuestro futuro. Este articulo muestra mi opinión sobre estos cambios y su importancia.

1 – Lecciones Políticas:

La invasión de Irak se realizó sin que existiera una declaración de guerra previa por parte de alguna de las partes implicadas y sin la aprobación de la ONU, era por tanto una invasión “ilegal” se mire por donde se mire.
En segundo lugar la “excusa oficial” para la invasión fue que el régimen de Saddam Hussein poseía armas de “Destrucción Masiva” y misiles de medio alcance capaces de lanzar éstas armas sobre los paises vecinos, lo cual hacía peligrar la seguridad de la zona, rica en recursos petrolíferos. Además, según EEUU, estas armas podrían ser usadas por organizaciones terroristas para amenazar la “Seguridad del Mundo“. Obviamente la excusa fue probada como falsa desde un principio, no solo por los inspectores de la ONU, o la posterior demostración de que las pruebas que presentó la CIA para afirmar la existencia de estas armas eran falsas, sino por la propia lógica: EEUU nunca invadirá un país que posea Armas de Destrucción Masiva, ya que ese acto generaría riesgos y costos demasiado altos. Por tanto, la excusa de las armas fue cambiada sobre la marcha por la de “instaurar una democracia en Irak y acabar con la dictadura”, un producto de marketing que se vendía mejor a la sensibilizada opinión publica. Pero esta excusa tiene en si misma una gran contradicción: ¿es democrático imponer la democracia por la fuerza?

En tercer lugar, la invasión contó con la fuerte oposición de varias naciones y de ciudadanos de todo el mundo. Francia y Rusia hicieron una fuerte oposición al conflicto para salvaguardar el equilibrio estratégico de la zona y sobre todo para defender las concesiones que empresas petroleras francesas y rusas tenían en Irak.
Pero las naciones que más se oponían a la Guerra; Francia, Rusia y China y que tienen veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, no dudaron en cambiar su política ante la amenaza de ahondar la fractura con EEUU y reconocieron la invasión como un hecho consumado, apoyando desde entonces la ONU la invasión ilegal mediante la Resolución 1511.

Todos estos hechos han sentando una grave precedente, ya que demuestran que se ha invadido Irak sin un motivo “valido”, lo cual atenta contra el Derecho Internacional y lo que es peor, rompe definitivamente la credibilidad de la ONU como organismo encargado de salvaguardar la paz y los derechos de las naciones. A partir de ahora volvemos de nuevo al siglo XIX y a la “Ley del más Fuerte”, convirtiéndose la ONU en un mero arbitro entre los intereses de las diferentes potencias económicas y políticas.

La invasión de Irak ha sido una guerra generada por intereses económicos, como son el incremento de la producción armamentística norteamericana y sobre todo el control de las vastas reservas de petróleo del país. Es por tanto una Guerra de Conquista de Recursos, convirtiéndose la acción militar en un brazo más de la economía. La creciente escasez de recursos genera que la posesión de éstos sea la posible causa de muchos de los próximos conflictos Bélicos. El siglo XXI y los siguientes serán los siglos de las Guerras de Conquistas de Mercados, donde la ideología no importa más que como excusa para movilizar a la opinión publica. La victoria o la derrota en estos conflictos serán decididas por la rentabilidad económica. Para que una guerra sea rentable los gastos militares deben ser cubiertos por las futuras ganancias que se extraigan de ésta. Sin ganancias no hay victoria, ya que el objetivo de la guerra es económico y no de otra índole.

1.1 – ¿Por qué EEUU invadió Irak?

La respuesta obvia sería : para apoderarse de las extensas reservas de petróleo del país, la mayor parte de las cuales a partir de la invasión supuestamente pasarían a manos de empresas petroleras norteamericanas y británicas, las cuales firmarían suculentos contratos con el gobierno títere que la Coalición implantara en el país. El aumento de la demanda en paises como China e India ha elevado enormemente el precio del petróleo y a hecho que las reservas de petróleo sean cada vez mas importantes y vitales para paises tan industrializados como EEUU.
EEUU sabia que invadiendo Irak aumentaría su presencia en Oriente Medio, zona donde se encuentran dos tercios de las reservas petroleras del mundo y un tercio de las reservas de gas, obteniendo de paso una base desde la cual poder atacar a cualquier enemigo de la zona, decantando así a su favor el equilibrio estratégico de la zona y la preponderancia de su principal aliado en Oriente Medio; Israel.

Dos motivos favorecían la idea de obtener las reservas de petróleo por la fuerza:

En primer lugar por la supuesta “facilidad” que generaba la invasión, Irak era un país muy debilitado, 10 años de embargo económico, desarme forzoso y bombardeos sin previo aviso habían destruido la ya de por si escasa capacidad militar del país. Por otra parte Saddam Hussein había perdido la mayor parte de su credibilidad, era un líder débil, que estupidamente había malgastado los recursos del país en dos guerras catastróficas; la guerra Irak-Irán, 1980-1988 y la Guerra del Golfo, 1990-1991.
Los iraquíes no creían en Saddam y no estaban dispuestos a seguirlo en caso de guerra, además muchos de sus altos mandos del ejército estaban recibiendo sobornos por parte de agentes norteamericanos para desertar o comportarse de forma negligente en el momento de la invasión, lo cual posteriormente hicieron gran parte de ellos.
Por otra parte Irak es un país que sufre graves conflictos étnicos (sunnies contra chiítas, y ambos contra los kurdos) y no hay nada mejor para un invasor que contar con el apoyo de las facciones locales enfrentadas al poder central, en este caso fue importantísimo el apoyo militar de los Kurdos a la Coalición, ya que abrió un segundo frente en el norte del País. Todo esto hacia que Irak fuera un país sumamente fácil de invadir, lo cual se demostró en la breve y exitosa operación bélica que permitió a EEUU ocupar el país en poco tiempo. (El problema surgirá posteriormente para EEUU durante la ocupación, cuando la guerra ya no sea contra Saddam sino contra la Resistencia Iraquí)

En segundo lugar, tras los trágicos atentados terroristas del 11-S, la opinión pública norteamericana estaba altamente sensibilizada y mayoritariamente era proclive a cualquier intervención bélica enmarcada en la denominada “Guerra contra el Terrorismo”, por tanto para el Gobierno Norteamericano era fácil transformar el Gobierno de Saddam, al que los norteamericanos se habían enfrentado ya en la guerra del Golfo de 1991, en parte del ficticio y propagandístico “Eje del Mal”, formado por paises que supuestamente amenazan la “Seguridad Mundial”, en definitiva paises que colaboraban con los “terroristas islámicos” que tanto daño habían causado en EEUU. Obviamente eso era una gran mentira, primero porque el gobierno de Saddam era laico y combatía al extremismo islámico de la comunidad Chiíta, cercana a Irán, segundo porque debido a su laicismo y ser antiguo aliado de Occidente, Saddam Hussein era despreciado por Osama Bin Laden y otros importantes dirigentes terroristas. Así que Saddam no tenia ninguna relación con los terroristas, pero la propaganda occidental se encargo de contarle a la población lo contrario, buscando obviamente el apoyo a la invasión de Irak. Saddam seria satanizado por crímenes que cometió en los momentos en que era aliado de los occidentales y que ninguna potencia trato de impedir cuando se estaban cometiendo. Pero la hipocresía es la madre de la política.

1.2 – Consecuencias Políticas de la invasión:

Para Irak las consecuencias de la invasión han sido terribles, de ser una dictadura que conseguía mantener el país unido y que había creado un estado moderno y laico, ha pasado a convertirse en un estado islámico sumamente fragmentado. Los Kurdos se han posesionados del norte del país, los sunnies se hacen fuertes en sus enclaves del centro y los chiítas, la mayoría de la población, en todo el sur del país. La dictadura ha sido suplida por una pseudo democracia y la amenaza de guerra civil entre las tres facciones étnicas-religiosas sugiere que Irak probablemente acabe fragmentado en el futuro. Por otra parte, los kurdos, en su pretensión de fundar un país propio en la zona del norte de Irak y sur de Turquía, han extendido el conflicto hasta Turquía, amenazando con una futura guerra entre los kurdos por un lado y los iraquíes y turcos por otro.

Los sunnies por su parte han intentado recuperar parte de su antigua supremacía en el país mediante una guerra encubierta de atentados terroristas contra los chiítas, pero su intento ha sido vano, pues la comunidad chiíta tiene un poder formidable hoy en día, lo que la permite controlar el gobierno del país.

Por otro lado, Irán ha sido el principal beneficiario del conflicto, al obtener la supremacía en el sur del país la comunidad chiíta, siempre tan cercana a sus correligionarios de Irán. El presidente iraní, Ahmadinejad, esta aprovechando las necesidades de reconstrucción de la infraestructura Irak, para aumentar los lazos entre los dos paises gracias a los préstamos que está otorgando al gobierno chiíta de Al-Malikí, con el cual esta firmando numerosos y suculentos acuerdos económicos. (Sobre todo el proyecto de oleoducto desde el Sur de Irak hasta Abadan en Iran).
El peso e influencia de Irán sobre la comunidad chiíta del sur de Irak es enorme y le ha servido para reducir las presiones norteamericanas sobre su programa nuclear, ya que EEUU teme que Iran aliente o apoye una posible sublevación en masa chiíta en contra de las tropas norteamericanas de ocupación. Actualmente la comunidad chiíta esta dividida entre los partidarios del gobierno de Al-Malikí y los partidarios del clérigo radical, Muqtada al-Sadr, el cual acusa al gobierno de haberse vendido a los norteamericanos. El conflicto armado entre ambas facciones solo sirve para causar un mayor caos en el país, pero el vencedor será el dueño de facto de Irak.
Iran apoya a Muqtada al-Sadr y su pretensión de unir a los chiítas y expulsar juntos al ocupante extranjero. Si como es de esperar, Muqtada al-Sadr triunfa en sus propósitos, se convertirá en la figurante política más importante de Irak.

Para el resto del mundo la invasión ha significado una rotura del Status Quo previo y un descrédito total de la ONU. Los paises tercermundistas intentan a partir de entonces armarse a toda prisa, temiendo ser invadidos por cualquier motivo económico.
Irán y Corea del Norte han aumentado sus programas nucleares, sabedores de el tener la Bomba Atómica disuadía definitivamente una posible invasión Occidental.
Por tanto una nueva carrera de armamentos esta en ciernes y las alianzas en contra de EEUU están aumentando, como por ejemplo la extraña alianza entre Irán y Venezuela.
Por otra parte la imagen de EEUU ha caído enormemente en el mundo y el terrorismo islámico tiene más seguidores que nunca, en vez de debilitarlo, la invasión de Irak ha generado un gran aumento de estos movimientos terroristas.

La nueva era se caracterizará por los movimientos de las grandes potencias para obtener nuevos mercados y asegurarse los que poseen. En definitiva, será un mundo basado en el ficticio equilibrio entre potencias y dominado por una feroz competencia económica por poseer los ricos recursos naturales del Tercer Mundo.

1.3 – Consecuencias Económicas de la Guerra:

La principal consecuencia económica de la guerra fue la crisis económica que sufre EEUU y que se ha extendido a varios otros paises de Occidente y del Tercer Mundo.
Esta crisis esta generada básicamente por el aumento de la inflación, causada por el enorme gasto fiscal del Estado Norteamericano, gasto derivado del esfuerzo de Guerra, cifrado en 50.000 millones de dólares cada tres meses. EEUU no estaba preparado para una campaña que se prorrogara tanto tiempo y que impidiera la explotación segura de los recursos petrolíferos de Irak. Hoy por hoy la caída del dólar esta generando que muchos paises estén evaluando abandonar el patrón dólar como referente monetario y volver al patrón oro o tomar como referencia al mucho mas fuerte Euro.
Por otra parte la inseguridad en la zona y el aumento de la demanda de hidrocarburos por parte de India y China ha ocasionado que el precio del petróleo suba enormemente.
Muchas naciones han visto en el “Bio-Diesel” y los carburantes extraídos de aceites vegetales una solución al aumento del petróleo, pero está solución ha generado que las hectáreas que antiguamente se destinaban al cultivo del trigo y el maíz ahora sean usadas para producir aceites que puedan ser usados para la fabricación de “Bio-Diesel”, esto ha generado una menor producción de Trigo y otros vegetales fundamentales para la alimentación. El desequilibrio entre una menor oferta y una mayor demanda (de nuevo por el aumento de consumo en India y China) ha generado que el Trigo, básico para la fabricación del pan, haya alcanzado precios record, subiendo así la “cesta de la compra” o “canasta de alimentos” en casi todo el mundo.
Este aumento internacional de los precios de los alimentos esta causando verdaderos estragos en el Tercer Mundo, aumentando la pobreza exponencialmente.

Por otro lado los grandes beneficiarios de la Guerra han sido los paises productores de petróleo, entre ellos la Venezuela de Hugo Chávez, el cual se permite financiar las campañas políticas de políticos de toda Latinoamérica. Gracias a los petrodólares de Chávez la izquierda radical está imponiéndose y Estados Unidos cada vez esta perdiendo más terreno político en esta zona vital. Por ganar el petróleo de Irak el gobierno estadounidense está perdiendo paso a paso los importantísimos recursos sudamericanos.

2 – Lecciones Militares:

2.1 – La importancia de los dispositivos de interferencia GPS:

Al comienzo de la invasión, el Ejército Iraquí logró desviar de sus objetivos a muchos de los misiles tácticos aliados al conseguir interferir la señal de guiado satelital que usan estos misiles. Estas exitosas interferencias las realizaron con equipos móviles de interferencia de señal GPS proporcionados supuestamente por Rusia. Estos equipos impedían los bombardeos de precisión por satélite y aumentaban los “daños colaterales”, obligando a EEUU a usar mísiles infrarrojos o de guía láser, los cuáles hacían necesaria la presencia de un “designador del objetivo” y además podían ser también interferidos con medios convencionales como nubes de humo o “polvo de aluminio”. Todo esto hizo que por primera vez el denominado “Bombardeo de Precisión” se convirtiera en un bombardeo bastante impreciso.
La importancia de estos sistemas de interferencia es por tanto vital y supongo que en los futuros conflictos se convierta en una prioridad para los ejércitos la búsqueda y eliminación de estos equipos (normalmente situados en vehículos móviles).
Así mismo es obvio que la mayoría de paises que se sienten amenazados por la política internacional de EEUU, (Corea del Norte, Iran,…) intentaran comprar a Rusia el mayor numero posible de estos aparatos de interferencia.
Las ventajas del uso de guiado satelital son obvias, ya que no se necesita un designador del objetivo, como en el sistema de guía láser, en el cual el objetivo es “designado” por un avión o por tropas terrestres, con el riesgo que ello conlleva. El sistema satelital es capaz de orientar el misil según las coordenadas introducidas por satélite, con lo cual es un sistema de lo más efectivo. Pero cuando la señal satelital es interferida, el misil se queda ciego y no se puede dirigir correctamente al objetivo. Ocasionando un mayor numero de daños colaterales, con la repercusión que eso tiene en la mediatizada sociedad global de hoy en día.

2.2 –La eficacia de los carros de combate:

Irak es un terreno sumamente apto para el uso de carros de combate, sus amplias planicies permiten que los blindados maniobren a placer y esto permitió a los norteamericanos realizar una verdadera Blitzkrieg en la Guerra del Golfo de 1991, en la que los tanques norteamericanos M-1 Abrams arrasaron fácilmente a los numerosos pero desfasados tanques iraquíes. En la invasión de 2003 sucedió más de lo mismo, en campo abierto los tanques se mostraron invencibles.
El problema llegó cuando los tanques tuvieron que combatir en las zonas urbanas y cuando el enemigo pasó a ser la insurgencia o guerrilla iraquí. Los costosos y supuestamente invulnerables M-1 empezaron por primera vez a sufrir bajas, al encontrarse en su camino con minas antitanque improvisadas a partir de varios proyectiles de artillería de 155 mm. Por otro lado las tripulaciones de los tanques eran el blanco preferido de los francotiradores enemigos. Los cuales acechaban a los blindados en busca de que sus ocupantes asomen la cabeza o desciendan de ellos para poder dispárales furtivamente. La muerte del comandante del carro hace que éste se quede sin cerebro, paralizado sin saber que hacer.
Pero por encima de todo, el mayor peligro para los blindados norteamericanos es recibir una lluvia de granadas de lanzacohetes RPG disparados a bocajarro. Las limitaciones de movimiento que provocan las estrechas calles, convierten a los tanques en gigantes ineficaces y sumamente vulnerables. Demostrando de nuevo la inoperancia y vulnerabilidad de los blindados en las ciudades, donde su labor queda reducida a apoyar a la infantería con fuego directo sobre los objetivos o a abrir brecha en los edificios.

La aparición de eficaces y baratos misiles antitanque da una preponderancia a la infantería sobre el carro de combate (como se volvió a demostrar en la invasión israelí del Líbano de 2006) y esta significando la desaparición de éste. Un tanque es un vehiculo sumamente costoso para tener una eficacia tan relativa. En el futuro su papel de apoyo de fuego directo será reasignado totalmente a los helicópteros de combate, una vez que estos tengan un salto evolutivo que les permita contar con un mayor blindaje. La rapidez y potencia de fuego de los helicópteros aparte de su capacidad para transportar tropas, hacen que desde la Guerra de Vietnam sean el elemento decisivo en el campo de batalla.

2.3 – El nuevo auge de los mercenarios:

El 31 de Marzo de 2004 cuatro “contratistas privados” de la compañía Blackwater fueron brutalmente asesinados en Faluja por la insurgencia iraquí. Sus cadáveres destrozados y quemados aparecieron en la mayoría de noticieros del mundo, poniendo de relevancia no solo la política de terror de los insurgentes iraquíes, sino algo mucho mas importante: la presencia de mercenarios en Irak.
“Blackwater World Wide” es una empresa que ofrece servicios de seguridad privada, entrenamiento y asesoramiento militar. Fue creada en 1997 por Erik Prince, un ex SEAL que trabajó para la Casa Blanca, su vicepresidente es Cofer Black, ex director del centro antiterrorista de la CIA (director en los tiempos del 11-S) y cuenta entre sus filas con muchos ex miembros de las fuerzas especiales. Actualmente se calcula que cuenta con más de 30.000 hombres, cerca de 20 aviones militares y varios helicópteros. Su actuación en Irak ha sido uno de los asuntos más polémicos de la invasión y posterior ocupación estadounidense.
Entre el 2003 y el 2008 el gobierno norteamericano ha firmado contratos multimillonarios con la empresa Blackwater para proteger a personalidades de la Coalición, edificios oficiales y empresarios privados residentes en Irak. Además de proteger personalidades, la empresa se dedica a entrenar a las Fuerzas de Seguridad Iraquíes.
Pero dejando a un lado la versión oficial de las actividades de la empresa, la realidad es que su labor principal es la de emplear a sus mercenarios para ayudar al Ejercito Estadounidense en sus labores de seguridad y en algunas operaciones militares.
Durante su actuación en Irak varios mercenarios han cometido impunemente crímenes contra civiles iraquíes, lo cual finalmente llegó a un nivel tal que el Gobierno Iraquí revocó la licencia de operación de la empresa en Octubre de 2007 y pretendió llevar a juicio a varios de los mercenarios, pero el gobierno estadounidense se encargó de proteger a la empresa y evitar que esta se vea perjudicada en sus operaciones. No obstante, sus actividades fueron posteriormente denunciadas por miembros del Partido Demócrata e investigadas por el Congreso Norteamericano.

Pero Blackwater pese a ser la mas famosa no es la única empresa de seguridad que actúa en la zona, son decenas las empresas de este tipo que han visto un gran negocio en Irak.
Estados Unidos no quiere tener muchas bajas militares, ya que perjudican la imagen política de la administración Bush y promueven el rechazo a la ocupación de Irak.
Por ello el uso de los mercenarios es ideal, los mercenarios adiestrados provienen en su mayoría de paises tercermundistas, muchos de ellos paises latinoamericanos, es una verdadera carne de cañón capaz de hacer cualquier cosa por el sueldo que cobran (unos 3000 dólares al mes). Un sueldo que en sus paises es una verdadera fortuna que les permite salir definitivamente de la miseria en que vivían. El problema es que muchos de estos mercenarios no respetan los Derechos Humanos y sus crímenes suelen ser “compensados” con reparaciones en dinero, aprovechando los grandes recursos de las empresas en las que trabajan.
Los mercenarios evitan las bajas militares y por tanto el descontento de la población civil ante los conflictos bélicos disminuye porcentualmente. Con todo esto se perfila una “nueva” forma de hacer la guerra, el empleo de corporaciones privadas como brazo armado de las futuras guerras de raíz económica, guerras que buscan obtener nuevos mercados. Volvemos así al siglo XVI, donde no había ejércitos, solo mercenarios que luchan para el mejor postor.

2.4 – La Prensa y la Propaganda:

La guerra de Vietnam demostró a los políticos norteamericanos la importancia de la prensa sobre la moral de la opinión pública. La falta de un control “oficial” efectivo de las informaciones sobre la contienda generó que una enorme sensación de derrota calara en la opinión pública, lo cual influyó políticamente para que se acelerara la humillante retirada de las tropas norteamericanas del país asiático. A partir de entonces, los militares norteamericanos tomaron a la prensa como a un enemigo más, lo cual se vio demostrado claramente durante la Invasión de Irak. Muchos periodistas fallecieron durante el conflicto (como el escándalo de la muerte de José Couso) o vieron limitados sus movimientos, dependiendo sus informaciones siempre de la versión oficial dada por los militares. Esta claro que los militares consideraban a los periodistas “imparciales” como “testigos molestos” y por todos medios querían impedir que sus noticias influyeran decisivamente en la opinión publica. Además, las principales agencias de noticias occidentales están influidas por los grupos de poder económico de sus respectivos paises, los cuales deciden muchas veces los contenidos que son oportunos y que se pueden mostrar al público. Por todo esto, en esta contienda, la prensa occidental pasó a segundo plano, siendo la cadena de noticias árabe; Al-Jazzera, la encargada de trasmitir informaciones que contrastaban con la versión oficial, pero al no ser un medio occidental, fue fácil para la propaganda norteamericana acusarla de mentir en sus informaciones y de ser “parcial”.
Solo Internet escapó al férreo control de información, convirtiéndose en la mejor fuente de información sobre el conflicto.

Los militares han aprendido la importancia de la propaganda y para difundirla usan a los medios de comunicación. Durante el siglo XX era normal que los militares minimizaran sus propias bajas y aumentaran escandalosamente las del enemigo, a eso se suma hoy en día el intento de minimizar, siempre que sea posible, los denominados “daños colaterales” (muerte de no-combatientes) o atribuirlos a acciones militares del enemigo. Por tanto en el siglo XXI la libertad de prensa queda reducida a Internet, ya que los medios de comunicación oficiales siempre cuentan la versión de quien les paga.
Además de eso, los periodistas independientes recibieron un claro mensaje por parte de los militares, si quieren contar la verdad será bajo su propio riesgo.

Para concluir quiero apuntar que este articulo, a diferencia de otros artículos históricos que suelo escribir, trata sobre hechos actuales y por tanto está sujeto a la diversa evolución de estos. Lo “impredecible” aún está por llegar.

© 2008 – Autor: Marco Antonio Martín García
Todos los derechos reservados.
https://senderosdelahistoria.wordpress.com

Anuncios
Categorías: Historia Mundo Actual | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: