Las Waffen SS

Las Waffen SS era la rama de las SS encargada de combatir militarmente, un ejército de elite dentro del ejército alemán. Como tropa de elite combatieron duramente durante toda la Segunda Guerra Mundial. Las Waffen SS tenían los mejores oficiales, soldados y armas de la época, sus métodos de combate y organización han sido copiados por innumerables ejércitos en la posguerra. Las Waffen SS fue el primer ejercito multinacional, al aceptar voluntarios de todas las nacionalidades, también fue el primer ejercito político, el ejercito del partido nazi, un ejercito fanático, duro, efectivo y sin escrúpulos que alcanzo gran prestigio en la contienda. En este articulo repasaré su formación y hablaré de sus personajes más famosos.

El termino SchutzSataffeln, o SS en forma abreviada, significa “Escuadras de Protección” y ese fue su origen. Las SS surgieron como guardia personal de Adolf Hitler en los primeros tiempos de ascensión del partido nazi, tiempos en que los nazis y los comunistas se enfrentaban a tiros por las calles de las ciudades alemanas. En 1929 no eran más de 280 hombres, pero tras ser nombrado Heinrich Himmler jefe de la organización la situación cambiará rápidamente. Himmler convertirá en pocos años a las SS en la organización más poderosa de Alemania, con ramificaciones y secciones que abarcarán todos los poderes del Estado. También se convertirán en un eficaz aparato represor del régimen nazi a través de algunas de estas secciones como la RSHA u oficina de seguridad del estado, que controla a la temida Gestapo o policía secreta y la SD, encargada de formar las secciones de exterminio y la WVHA u oficina económica y administrativa principal, una sección encargada de los campos de concentración y exterminio, usando el termino de oficina económica como tapadera para el programa de exterminio de disidentes políticos y de razas consideradas “inferiores”. Himmler había creado una organización que servia de contrapeso al ejército y garantizaba la seguridad interna de la dictadura nazi. Una de las primeras acciones en que destacarán las SS como aparato represor es en la represión de las SA o Sturmabteilung o “Guardia de Asalto”, la otra gran organización paramilitar del partido nazi, dirigida por Ernst Röhm en la denominada “Noche de los cuchillos largos”, el 30 de Julio de 1934.Tras el asesinato de Röhm y los principales dirigentes de la SA acusados de rebelión contra el Reich, las SS quedaron como única organización paramilitar del partido nazi. Tras librarse de competidores las SS se dedicarán a acaparar poder y extender sus ramas. Una rama que crecerá será la de las Waffen SS, o SS Armadas, encargada de combatir militarmente a los enemigos del régimen nazi.

El proyecto de Himmler era crear una organización de “súper soldados”, una especie de nueva orden de caballería, al estilo de las órdenes medievales. Todo esto hará que los primeros SS sean seleccionados cuidadosamente entre lo mejor de la juventud alemana. Todos debían ser de raza “aria”, ser altos, rubios y atléticos, pero obviamente no había suficientes alemanes de ese tipo para rellenar las filas de las SS y al final solo era necesario tener un certificado de “pureza racial” para poder entrar en las SS. Como representantes del partido nazi todos eran adoctrinados en el ideario nacionalsocialista, inculcándoseles que eran un grupo escogido, los súper soldados de la raza alemana, ciegamente obedientes a cualquier orden. Un SS debía sentir desprecio por todos los que no fueran SS, por cualquier raza denominada “inferior” y ser un buen camarada con los suyos y sobre todo debían pensar que “nada es imposible”. Además las SS se situaban por encima de todo al deberle lealtad únicamente a Hitler y responder solo ante él.

Al principio y debido a los recelos del ejército tradicional la SS solo pudo contar con un puñado de regimientos para participar en las primeras Campañas de la Segunda Guerra Mundial. Estos regimientos eran el “Leibstandarte Adolf Hitler”, formado con la guardia personal del dictador, el Deutschland y el Germania. Comandados por un ex guardaespaldas de Hitler, llamado Joseph Dietrich. Estos regimientos formarán la Verfugunstrupper, o división de reserva, mandada por Paúl Hausser, un ex general del ejército, que además dirigía la Junkerschule, la escuela de oficiales de las SS. La Junkerschule producirá los mejores oficiales de toda la guerra, sus métodos de enseñanza eran tremendamente estrictos y abarcaban todos los ámbitos, los cadetes recibían una fuerte educación ideológica en la ideología nazi, y tenían una durísima instrucción física y en cómbate. Todos los ejercicios de la instrucción eran realizados con munición real, incluso tenían ejercicios para poner a prueba los nervios, como le ejercicio de sostener en equilibrio sobre el casco una granada sin la aguja. Todo ello creaba un soldado fanático, obediente y eficaz.

Tras la fugaz campaña de Polonia, se amplió el numero de divisiones SS a tres para la campaña contra Francia y los Países Bajos, uniéndose a la Verfugunstrupper la división Totenkopft, o “Calavera”, formada con antiguos vigilantes de los campos de concentración y la división Polizei, formada por policías. Debido a los recelos del ejército y a las cuotas de reclutas asignadas, de las tres divisiones solo la Verfugunstrupper estaba bien armada y equipada. Pero la campaña de Francia demostrará la gran eficacia de estas divisiones de elite, y la superioridad de su entrenamiento. Los regimientos Leibstandarte y Der Führer de la Verfugunstrupper formaron la punta de lanza encargada de tomar junto a los paracaidistas los canales y vados de las principales ciudades holandesas y participando luego activamente junto a las otras divisiones en la conquista de Francia y la reducción de la bolsa de Dunkerke. En la campaña de Francia destacará Félix Steiner, comandante del regimiento Deutschland, al aguantar con su regimiento los numerosos contraataques británicos en la cabeza de puente sobre el rió Lys. Pero en la campaña de Francia apareció también el lado oscuro de estos pretorianos de Hitler, al asesinar miembros de la Totenkopft, al mando del oficial Fritz Knochlein a 98 prisioneros británicos en una granja llamada “Le Paradis”.Esta matanza fue un precedente de las numerosas matanzas que cometerán las Waffen SS con los prisioneros, sobre todo en “el frente del Este”.

Tras la campaña de Francia se reorganizó a la Waffen SS, la Verfugunstrupper cambió su nombre por el de “Das Reich” y a las divisiones tradicionales su unió una nueva división llamada “Wiking”, formada con voluntarios de los nuevos territorios conquistados por los nazis: Dinamarca, Noruega, Holanda y Bélgica. En 1941 las Waffen SS se componían de cuatro divisiones: Das Reich, Totenkopft, Polizei y Wiking y dos regimientos independientes: el Leibstandarte y el Nord. Todos ellos se preparaban para el mayor reto de su carrera; la Operación Barbarroja, la conquista de la Unión Soviética. Una campaña que seria tomada por las Waffen SS como una cruzada ideológica donde actuarían fanáticamente y sin piedad. Pero la operación Barbarroja sufrió un retraso al tener que intervenir el ejército alemán en los Balcanes, operación en la que de nuevo destaco el regimiento Leibstandarte Adolf Hitler en su persecución de las tropas británicas. Tras esta operación fue ascendido a nivel divisional.

En Junio de 1941 se desarrolla la operación Barbarroja, los nazis invaden la URSS. Las divisiones SS tendrán un papel crucial en la campaña al estar muy bien armadas entrenadas y sobre todo por ser divisiones perfectas para la táctica de “Guerra Relámpago” que usaban los alemanes al estar completamente motorizadas. La campaña de Rusia dará gran fama a las Waffen SS, a partir de esta campaña serán considerados los mejores combatientes del mundo. No obstante a esta fama de buenos soldados se unirá la de fama de asesinos sin escrúpulos, al cometer numerosas atrocidades y matanzas contra prisioneros y población civil soviética, sobre todo tras la aparición de grupos anti partisanos como la Brigada Dirlewanger que cometían continúas atrocidades con la población civil. Miles de civiles rusos y prisioneros del ejército soviético serán asesinados por grupos de SS, los cuales consideraban la raza eslava como infrahumana y no tenían piedad alguna. Para los SS era una lucha de aniquilación del contrario. En el terreno puramente militar la división Das Reich alcanzará éxitos continuos en su participación en las batallas de Smolensko y Kiev, participando después en la batalla que se produjo a las puertas de Moscú, ya en pleno invierno. Otra división que destacará será la Totenkopft comandada por Theodor Eike que resistirá durante meses la contraofensiva soviética del invierno de 1941, estando completamente rodeada en la bolsa de Demyansk, en el frente de Leningrado. Los feroces combates del Frente Ruso habían puesto de manifiesto que las SS habían encontrado en el ejército soviético un duro rival. Las Divisiones habían actuado muy bien durante el avance alemán y luego a la hora de detener la contraofensiva soviética de invierno, pero habían sufrido miles de bajas, con lo cual las divisiones más famosas; Das Reich, Totenkopft, Leibstandarte fueron enviadas a Francia en 1942 para descansar, reorganizarse y convertirse en divisiones acorazadas con la incorporación de carros de combate. El resto de divisiones SS permanecería en el frente. A la vez que las divisiones tradicionales descansaban se creaban nuevas divisiones con voluntarios de todas partes. A finales de 1942 las Waffen SS contaban con 190.000 hombres, al año siguiente la cifra alcanzaba los 246.171 hombres, agrupados en divisiones o en grupos de combate independientes.

Tras la derrota alemana en Stalingrado y el avance imparable de las tropas soviéticas las SS participarán en la ofensiva de Jarkov, destinada a parar el avance soviético y estabilizar el frente. Las tres divisiones “clásicas” de las Waffen SS, la Leibstandarte, la Das Reich y la Totenkopft, formando un cuerpo de ejército al mando del antiguo instructor de la escuela de oficiales, el general Hausser, serán la punta de lanza que el brillante mariscal Von Manstein usará para detener el avance soviético. La victoria alemana de Jarkov fue la consagración del cuerpo de ejercito panzer de las SS como autenticas tropas de choque, que servirán de “apaga fuegos” en todas las siguientes grandes batallas de la contienda. Tras la participación en la batalla de Kursk, la mayor batalla de carros de combate de la historia, las divisiones SS quedaron destrozadas al igual que todo el ejército blindado alemán. Kursk había decidido la guerra y los alemanes habían perdido definitivamente la oportunidad de vencer. A partir de entonces las divisiones de las Waffen SS se esforzarán por retrasar “el fin” combatiendo como fanáticamente como autenticas fieras acosadas.

Ante la amenaza de desembarco aliado en la costa de Francia, se destino a algunas de las divisiones mas fuertes de las SS; la división Das Reich, la Leibstandarte, la 12ª división “Hitler Jugend”, al mando del celebre Kurt Meyer, alias “Panzermeyer” y la 17ª división “Götz Von Berlichingen” a guarnecer la costa de Francia y los Países Bajos. Tras el desembarco aliado y la posterior batalla de Normandia las divisiones SS actuarán de forma contundente, retrasando el avance aliado y combatiendo duramente. En las batallas de Normandia destacará Panzermeyer y su 12ª división de muchachos de las juventudes hitlerianas y Michael Wittman, teniente de una compañía de tanques tigre de la división Leibstandarte, que en la acción de Villers-Bocage, a las afueras de la ciudad de Caen, destruirá 25 tanques enemigos y detendrá el solo el avance aliado. Una de las acciones más impresionantes de toda la guerra.

Tras la derrota en Normandia y la ofensiva Soviética de 1944 las SS intentaban retrasar la derrota de su sueño de crear un mundo nazi a toda costa. Las SS combatían fanáticamente, muriendo en su puesto, convencidos de que verdaderamente eran súper soldados y muriendo a miles, ni daban piedad ni la pedían. La vida media de un soldado SS en el frente era de dos meses. Tas derrotar a los aliados en Arnhem, la última gran acción de las SS se producirá en la última ofensiva alemana, la batalla de las Ardenas. En esta batalla, destacarán los comandos especiales de Otto Skorzeny, que actuó en la retaguardia del ejercito norteamericano creando un tremendo caos, y el grupo de combate comandado por Joachim Peiper, que casi obtuvo la victoria, avanzando más que nadie en el frente norteamericano. Pero Peiper fiel a la crueldad habitual de las Waffen SS con los prisioneros ordenará asesinar a 90 prisioneros norteamericanos en Malmedy, para evitar que le retrasara el traslado de estos prisioneros a la retaguardia. Tras el fracaso de la ofensiva de las Ardenas, las Waffen SS intentarán una nueva ofensiva para recuperar los campos de petróleo de Balatón en Hungría, ocupados por el ejército soviético. Tras esta ofensiva suicida, llegó el canto del cisne para las Waffen SS con la derrota definitiva con la caída de Berlín y la ocupación de Alemania por parte de los aliados. Al acabar la guerra las Waffen SS habían alcanzado un total de 39 divisiones de numerosas nacionalidades.

Las Waffen SS fueron juzgadas en el proceso de Nuremberg, acusadas de crímenes contra la humanidad. Matanzas probadas con las numerosas atrocidades de las brigadas Dirlewanger y Kaminski pertenecientes a las Waffen SS y matanzas ordenadas por oficiales de las SS con prisioneros aliados como las matanzas de “le Paradis” y “Malmedy”, además de numerosas atrocidades cometidas titulo personal por soldados SS en el frente ruso les granjearon ser condenadas como organización y ser enviados a prisión o ahorcados la mayoría de sus oficiales supervivientes a la guerra. Pero a la mayoría les daba igual, pues estaban firmemente convencidos de ser súper soldados, de ser los elegidos, y eran sus propios jueces. Las Waffen SS grabaron una página en la historia de doble cara, por un lado quedaron reflejados como unos de los mejores soldados del mundo y por otro lado quedaron como unos soldados sin piedad, capaces de cometer terribles atrocidades y crímenes sin pestañear, convencidos de ser una raza superior y estar por encima del bien y del mal. El legado de las Waffen SS continúa, sus métodos de enseñanza y adiestramiento de soldados y oficiales han sido copiados por los principales cuerpos de elite de los ejércitos modernos. Las Waffen SS son el origen de los ejércitos modernos. Soldados de acero, que usaban siempre el músculo y nunca el cerebro.

© 2007 – Autor: Marco Antonio Martín García

Anuncios
Categorías: Tropas de Élite | Etiquetas: , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Las Waffen SS

  1. http://WWW.INFOCONTINENTAL.COM

    Gracias por esta informacion, no estaria mal que todos compartiesemos nuestros conocimientos, sobretodo de la politica en españa, a dia de hoy todo esta podrido y hace falta gente que lo difunda. De todos modos muchas gracias po tu articulo, 😉

    Un saludo!!

    Me gusta

  2. Pingback: Las causas de la 2ª Guerra Mundial, 1939-1945 | SENDEROS DE LA HISTORIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: